15 mejores cosas para hacer en Agde (Francia)

En la costa de Languedoc, en el suroeste de Francia, Agde es una ciudad con dos caras.

Hay un núcleo histórico en la orilla izquierda del Hérault, mientras que Cap d’Agde junto al mar es un destino de vacaciones atemporal, con playas y diversión para niños y adultos.

Agde también es sinónimo de naturismo, y las personas desnudas tienen todo un pueblo para ellos, escondido discretamente lejos del moderno resort.

Desde la antigüedad hasta alrededor del siglo XVIII, Agde fue uno de los puertos comerciales clave, no solo en Francia sino en todo el Mediterráneo.

Descubra todo lo que necesita saber sobre este legado en el Musée de l’Éphèbe, que muestra los artefactos descubiertos en los lechos del Hérault y el Mediterráneo.

Exploremos el mejores cosas para hacer en Agde:

1. Plage de la Grande Conque

Plage de la Grande ConqueFuente: flickr
Plage de la Grande Conque

El paraje natural más magnífico del complejo lo tomará desprevenido.

Aparentemente de la nada, la Grande Conque es una playa volcánica en una perfecta herradura, con arena gris negra y guijarros finos.

La playa se encuentra en la base de los acantilados, que se dividen en un par de pilas en el lado sur conocidas como Les Deux Frères (dos hermanos). Si el tiempo se estabiliza, este es un lugar muy cómodo para bañarse: el mar está protegido por esos promontorios y la playa de estanterías bajas mantiene el agua por debajo de la altura de las rodillas durante unos metros.

Cuando el clima es salvaje es igualmente hermoso, ya que puedes ver las olas arremolinándose azotando la playa desde la seguridad de la cima del acantilado.

2. Musée de l’Éphèbe

Musée de l'ÉphèbeFuente: museecapdagde
Musée de l’Éphèbe

Con vistas al puerto de Cap d’Agde, este fascinante museo de arqueología submarina se inauguró en 1987 y está formado por modernas galerías alrededor de una granja tradicional.

El lecho marino local está casi lleno de siglos de naufragios, y los elementos recuperados de estos le informarán sobre las culturas asentadas y comercializadas en la ciudad.

Pero el museo debe su existencia a una sola pieza, l’Éphèbe d’Agde, una estatua de bronce tardíamente helenística de un joven, posiblemente Alejandro Magno.

La estatua fue descubierta en el Hérault en 1964 y durante muchos años estuvo almacenada en el Louvre antes de regresar a Agde para ser la obra maestra de este museo.

3. Catedral de Agde

Catedral de AgdeFuente: commons.wikimedia
Catedral de Agde

La catedral del siglo XII tiene una figura llamativa en la orilla izquierda del Hérault.

La torre de matacanes y las almenas en las paredes hacen que todo parezca una fortaleza, mientras que el material de construcción, basalto volcánico negro, solo aumenta la sensación de amenaza.

Nada de esto fue una coincidencia, ya que la catedral funcionaba como una fortaleza militar y las paredes de aspecto resistente no eran solo para mostrar, ya que tienen entre dos y tres metros de espesor.

El interior es escaso e igualmente severo, por lo que las pocas piezas de decoración atraen tu mirada de inmediato.

Entra para ver más de cerca el altar de mármol barroco y el magnífico órgano, ambos del siglo XVII.

4. Acuario Marin

Acuario MarinFuente: flickr
Acuario Marin

Los días lluviosos no son comunes en el verano de Agde, pero si el clima empeora, puede traer mentes jóvenes curiosas al acuario durante una o dos horas.

La atracción es gratuita para los niños menores de 6 años, lo cual es útil porque son ellos quienes sacarán el máximo provecho de ella.

Los tanques bien iluminados capturan los colores y la iridiscencia de los pulpos, caballitos de mar, medusas y peces payaso (y muchos más), por lo que los niños pequeños también estarán absortos.

Sin embargo, el punto culminante está a pocos centímetros de los tiburones punta negra y las tortugas marinas, y hay muchos datos divertidos y breves sobre estas criaturas para que los niños los asimilen.

5. Pueblo naturista

Cap d'AgdeFuente: oz-inn-hotel
Cap d’Agde

«Village» es un poco engañoso, porque este complejo en el remoto límite norte de Cap d’Agde es prácticamente su propia ciudad.

Puede acomodar a 50,000 naturistas a la vez, y si prefiere escapadas con su traje de cumpleaños, hay pocos destinos mejores en cualquier lugar.

La gente regresa año tras año de todo el mundo para alojarse en el camping, chalés, torres de apartamentos o uno de los tres hoteles, todos servidos por una larga playa de arena, a la que llegaremos a continuación.

Todo es autónomo (excepto las partes privadas), y hay tiendas, restaurantes, discotecas y todo tipo de instalaciones de ocio.

6. Plage Naturiste

Plage NaturisteFuente: panoramio
Plage Naturiste

Los naturistas cuentan incluso con la mejor playa de la zona: una larga franja de suave arena color lino, rodeada de dunas y con todas las instalaciones necesarias como patrulla de socorristas y centros médicos.

Para llegar en coche tienes que comprar un pase que te permite entrar al Pueblo Naturista.

Pero también puedes caminar por el paseo marítimo para llegar, aunque esto puede llevar bastante tiempo.

Las áreas ideales para familias se encuentran alrededor del campamento y el hotel, mientras que en el medio hay un área más sórdida que definitivamente no es apropiada para todas las edades.

En el lado más ligero, hay un baño desnudo anual el 31 de diciembre, cuando decenas de personas se desnudan y desafían las altas temperaturas para un ritual de Nochevieja.

7. Plage du Môle

Plage du MôleFuente: flickr
Plage du Môle

Al norte del campo de lava de Cap d’Agde, la Plage du Môle es la primera de una línea de playas más convencionales.

Hay un paseo marítimo en la parte trasera que te lleva a restaurantes y bares de playa, y mucho espacio en este arco de arena y pequeños guijarros para extender una toalla y relajarte bajo el sol por un rato.

La playa está protegida por dos grandes rompeolas, que en días despejados dan lugar a pozas de agua clara y poco profundas que parecen lagunas.

Mucha gente toma el sol en las estrechas estribaciones de arena entre las bahías, bañadas a ambos lados por el mar.

8. Musée Agathois

Musée AgathoisFuente: estructurae
Musée Agathois

Si el Musée de l’Éphèbe está dedicado a la arqueología espectacular de la ciudad, el Musée Agathois llega al meollo de la cuestión y explora la vida cotidiana en Agde a lo largo de los siglos.

En lo que solía ser la casa de beneficencia que fue fundada por el obispo de Agde en 1699, obtendrá la verdad sobre las artes y tradiciones regionales: hay reconstrucciones de casas y tiendas tradicionales, y con la ayuda de modelos a escala comprenderá cómo el puerto creció después de que fue establecido por los foceos en el siglo VI a. C. Puede familiarizarse con la vestimenta local y el emblemático sarret, un delicado gorro de encaje que todavía usan las mujeres en los días festivos.

9. Viejo Agde

Viejo AgdeFuente: flickr
Viejo Agde

El oscuro y confuso nudo de pequeñas callejuelas y pasajes detrás de la catedral está a solo unos minutos del resort de la década de 1960 en la costa, pero a años luz de distancia para el ambiente y el carácter.

Muchas de las casas están construidas con la misma roca volcánica negra que la catedral, y algunas llevan aquí cientos de años.

Dos, el Hôtel Malaval y el Hôtel de Viguier-Guérin están catalogados como monumentos históricos franceses y datan de los siglos XVI y XVII.

Por último, la Maison du Cœur de Ville, también realizada con ese basalto negro, es la antigua sede del municipio y solía albergar mercados bajo sus soportales.

10. Luna Park

Luna Park Île des LoisirsFuente: flickr
Luna Park Île des Loisirs

La Île des Loisirs (isla del ocio) se encuentra en medio de la laguna Luno de Cap d’Agde junto al puerto deportivo.

El nombre es exacto, ya que hay un casino, bares, restaurantes y discotecas.

Pero dominando la isla está el Luna Park, una atracción estilo parque de atracciones donde la entrada es gratuita y usted paga por los paseos y diversiones individuales.

Hay una multitud diferente según la hora: temprano en la noche es cuando las familias jóvenes llevan a los más pequeños a los toboganes, carruseles y castillos hinchables.

Más tarde, el parque se llena cuando los adultos jóvenes golpean la honda de nudillos blancos y los paseos en bungee antes de irse arrastrando los pies hacia las discotecas.

11. Parque acuático

Parque acúaticoFuente: capdagde
Parque acúatico

Justo al lado de la Île des Loisirs, en las tranquilas aguas de la laguna Luno, hay una especie de curso de asalto flotante en el verano.

La atracción se inauguró en 2015 y tiene una serie de rampas inflables, puentes, paredes de escalada, trampolines, toboganes y columpios que son mucho más desafiantes de lo que parece.

Cuando la superficie se moja, le resultará casi imposible mantener el equilibrio, pero las aguas aquí son bastante poco profundas y están libres de corrientes, por lo que no hay peligro.

Los niños de hasta seis años pueden intentar afrontar el recorrido durante una hora de diversión segura y agotadora.

12. Justas de agua

Fête du NautismeFuente: midilibre
Fête du Nautisme

A mediados de mayo de cada año, la Fête du Nautisme recorre la ciudad y le brinda la oportunidad de observar el espectáculo tradicional de las justas de agua.

Este deporte se remonta al menos a 500 años en esta parte de Francia.

Baje a los muelles de Cap d’Agde para tener un punto de vista de la acción, en el que dos tripulaciones opuestas reman entre sí en botes.

Equilibrados sobre plataformas elevadas hay dos tipos armados con un escudo de madera y una pica, listos para avisar al otro.

En mayo verás a los equipos locales pelear para competir en el Trophée du Languedoc el primer domingo de agosto contra otros equipos de la región.

13. Écluse Ronde d’Agde

Écluse Ronde d'AgdeFuente: panoramio
Écluse Ronde d’Agde

Después de viajar cientos de kilómetros a través del suroeste de Francia, el Canal du Midi llega a su tramo final uno o dos minutos al norte de Agde.

El canal, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue un proyecto de proporciones asombrosas, planeado por el ingeniero civil de Luis XIV, Pierre-Paul Riquet, y que ayudó a enviar vino, seda, cereales y muchos otros productos producidos en Languedoc y Gascuña.

Construido con basalto volcánico local, el Écluse Ronde (esclusa redonda) data de 1676 y es donde el canal se une al Hérault.

Su formato circular permitió a los barcos dar la vuelta y, junto con sus tres niveles de agua diferentes, es una obra de ingeniería única que no verá en ningún otro lugar.

14. Deportes acuáticos

Deportes acuáticosFuente: playa-deportes acuáticos
Deportes acuáticos

El puerto deportivo de Agde es absolutamente enorme y está equipado para casi cualquier actividad marítima que puedas imaginar.

Mencionamos los naufragios anteriormente, y puede descender a algunos de los más recientes si es un buceador experimentado.

Aquí hay un puñado de centros PADI de 5 estrellas para su negocio, por lo que si está tratando de obtener un entrenamiento adicional, quiere sumergirse bajo el agua por primera vez o es un buceador experimentado en busca de una aventura, debe encontrar lo que necesita. necesitar.

Y si está tratando de calificar para una licencia de barco, Agde es un lugar maravilloso para obtener matrícula, con empresas que ofrecen cursos de navegación y patrón.

15. Comida y bebida

BourrideFuente: pinterest
Bourride

El rape horriblemente feo pero delicioso se sirve en guisos en la Francia mediterránea, y en Agde es el bourride, una especie de plato hermano de la bullabesa.

También tiene merlán, caballa, lubina y salmonete, combinado con apio, zanahoria y puerro.

Agregarás alioli al plato y lo disfrutarás con crutones frotados con ajo.

Pruébalo con un rosado, un tinto local ligero del Pays d’Oc o un blanco seco.

Si está inspirado por el vino de Languedoc, no necesita buscar más allá de las pistas junto a la laguna de Thau, donde puede alquilar una bicicleta y pasar por los viñedos y bodegas de las Côtes de Thau.

¡Vota este post!

Deja un comentario