Diario de viaje a Marruecos desde España a Fez

Hoy quiero compartir con ustedes mi cuaderno de viaje en Marruecos del 2003 junto a un novio de lo que parece ser otra vida. Ha pasado un tiempo, lo sé, pero estaba esperando a ser lanzado. Yo era un viajero en ciernes, pero la tarántula del amor ya me había mordido para viajar.

Salida a las tres y media para Almería desde Murcia. En el trabajo todos me aconsejaron no viajar a Nador diciendo que es la parte más peligrosa de Marruecos… y además llegaremos a las tres de la mañana. Muy bien empiezo tenso como nunca, diría unas premisas espléndidas.

La el viaje en ferry pasa rápido gracias al sueño.

Decidimos ir a Duty free para ver si los precios permiten canjear la compra de otra botella de whisky (parece que el alcohol es realmente una super divisa de cambio). Mientras caminaba por las estanterías me encuentro frente a Buchara, la chica que conocí en el trabajo en Murcia. Nos despedimos y le digo que nos dirigimos a Nador para tomar el autobús que nos llevará a Fez. Mi paranoia desaparece en un minuto cuando me presenta a su amiga que ha venido a recogerla y es de Nador. Como el autobús sale a las nueve de la mañana, Josè sugiere que vayamos a la casa de su primo para pasar la espera. Nos sorprende tal hospitalidad, especialmente cuando encontramos zumos de frutas y pistachos para darnos la bienvenida.

A las nueve en hora estamos en la estación, pero es una lástima que nuestro autobús llegue media hora tarde.

Llega un poco destartalado y nos sentamos con los lugareños. Somos los únicos extranjeros y mi rubia falsa se lleva algunas víctimas. Salimos y estamos ansiosos por llegar, a la una estaremos en Fez una de las ciudades santas de Marruecos y la más antigua de las ciudades imperiales.

Diario de viaje Fez

Después de media hora de viaje paramos de repente. Sale humo negro del motor. Estamos en medio de la nada. La gente no parece alarmada, baja tranquilamente y trata de resguardarse del sol. Algunas personas paran un taxi y se van … mala señal, creo que tendremos que esperar un rato.

Mientras tanto en el bus el calor aumenta a cada momento pero la gente que nos rodea no parece demasiado impresionada … después de casi cinco horas de espera finalmente nos vamos, nuestra moral sigue alta ya que mientras tanto nos hemos hecho amigos.

Una hermosa mujer de ojos azul profundo, cabello negro azabache y edad indefinida con un bebé super gordito de rodillas comparte conmigo su huevo duro y esto me regenera del cansancio acumulado. Un grupo de niños de primaria con su educador nos anima con canciones aprendidas quién sabe dónde y finalmente a las nueve de la noche, agotados llegamos a Fez.

Inmediatamente los niños nos atacan por todos lados que se ofrecen para acompañarnos a cualquier tipo de pensión, por suerte luchamos rápido ya que tenemos reserva ya por la mañana. Lástima que nuestra habitación ya haya sido cedida debido a nuestro gran retraso. Nos desvían al Hotel Bhata, no importa que también esté la piscina y creo que la necesitaremos.

Pero la aventura aún no ha terminado.

Hambrientos salimos a buscar algo de comer y de nuevo nos topamos con unos niños, uno de ellos nos parece simpático y les pedimos que nos lleven a alguno de los restaurantes recomendados en la guía.

LAEl restaurante está en la mediana., un laberinto de callejones muy estrechos, un laberinto del que es imposible salir quien no lo conoce. En este momento todo está oscuro, por completo, en cada rincón aparece gente cuyos rostros no podemos ver. El chico camina recto y rápido frente a nosotros y casi echamos a correr para no perderlo de vista.

Estoy tenso, mi corazon esta en mi boca y miedo a ser atacado.

Cuando finalmente llegamos al restaurante lo encontramos… ¡cerrado! El chico se ofrece a llevarnos a otro pero Solo quiero salir de ahí. Otros diez minutos suspendidos y tensos y finalmente llegamos a una plaza a la luz de las farolas.

Por hoy creo que es suficiente.

El niño nos da cita al día siguiente, se ofrece a acompañarnos por la medina por unos dirhams, aceptamos sin ni siquiera darnos cuenta de que hemos tropezado en manos de un falso guía.

el jueves…

Deja un comentario