El valle de Raganello: el balcón verde con vistas al golfo de Sibari

¡Hola a todos! Soy la niñera colaboradora Cristina Civitillo y a partir del 18 de julio contaré la experiencia de blogtrip aventura Timpe y Gole del Raganello promovido para dar a conocer esta zona salvaje en la frontera entre Basilicata y Calabria.

Allí Valle de Raganello como perteneciente al Parque Nacional Pollino forma parte de la Red Nacional de Biodiversidad y aplica una política ambiental que incluye: prevención de la contaminación; la mejora de su desempeño ambiental; la salvaguarda de la biodiversidad y la protección de emergencias naturalistas y ambientales en el perímetro del parque; la promoción y puesta en valor socioeconómica del territorio a través de acciones coordinadas con los demás actores que operan en el territorio; la promoción de actividades de educación, formación e investigación científica; prevención de incendios forestales; comunicación externa de sus iniciativas y proyectos.

Gargantas de Raganello

Si viajar en la naturaleza ayuda a redescubrir ritmos perdidos y sabores olvidados, a desempolvar todos los sentidos nublados por la contaminación atmosférica, sonora, lumínica y alimentaria en la que estamos inmersos, esta experiencia promete ser verdaderamente electrizante.

La caminata nos hará descubrir este valle que toma su nombre del arroyo que lo atraviesa, cavando profundos desfiladeros hasta desembocar en un arroyo que desemboca en el mar Jónico, mientras que el “timpe” en la jerga local se refiere a las colinas rocosas del karst. origen; mientras que el barranquismo te permitirá deslizarte por hermosos cañones suavizados por el agua.

Gargantas de Raganello

En los municipios del valle (Civita, Francavilla Marittima, Cerchiara di Calabria, San Lorenzo Bellizzi y Alessandria del Carretto) la historia, las tradiciones gastronómicas y la vida cotidiana se entrelazan y parte del dinero gastado en turismo eco-sostenible se reinvierte para la protección de maravillas naturales y comunidades locales.

Numerosos agroturismos se están organizando para actuar ecológicamente: rehabilitación de edificios antiguos con materiales originales; reutilización de agua; Productos orgánicos; actividades en la zona que tienen como objetivo involucrar a los huéspedes en tareas agrícolas, en proyectos de reforestación, en el descubrimiento de lugares incontaminados y artesanías olvidadas.

En definitiva, el valle de Raganello es un cofre del tesoro verde del que os hablaré en los próximos días, seguidme en Twitter y Facebook.

Deja un comentario