la feria de arte invade Bolonia

Una vez al año, todos los años, gracias a Artefiera, el arte invade Bolonia.

Las representaciones están por todas partes, lugares insólitos que de otra manera no se pueden visitar abren sus puertas a la ciudadanía y se transforman en escenarios para eventos relacionados con el arte.

Y aquí están los turistas y los boloñeses con mapas y mapas en la mano para descubrir una Bolonia que se está convirtiendo en una gran. Museo Metropolitano.

Pasó de nuevo este año del 24 al 26 de enero.

Exposiciones, eventos e iniciativas en edificios históricos y espacios culturales han acompañado el tradicional evento de Artefiera, la exposición internacional de arte moderno y contemporáneo celebrada en los Pabellones de la Feria de Bolonia.

Si no has podido participar, te aconsejamos que lo marques en el calendario para el próximo año y te damos una pequeña pista en este vídeo:

Por otros compromisos urgentes (leer un concierto-lectura que nos veía como protagonistas) este año nos perdimos el «ciudad de arte noche blanca”La noche blanca del arte programada para el sábado por la noche, pero la compensamos el domingo participando en la feria de arte.

artefieraLo que más nos llamó la atención de esta edición fue laapertura a la fotografía, en el pabellón 26 hubo una selección de veinte galerías con la intención de proponer un camino de la fotografía histórica a la contemporánea a través de artistas como Fontana, Giacomelli, Roller y Serrano.

Antes de pasarle el bolígrafo virtual a Katia, nuestra niñera colaboradora, también presente en la Feria, os dejamos un resumen de los trabajos que más nos impresionaron y os damos un poco de ilusión, hasta el 30 de marzo se podrá visitar Industrial Worlds en la Fundación del mástil ¡Nos dijeron que no se lo puede perder!

artefiera-9 artefiera-8 artefiera-6 artefiera-1 artefiera-5 artefiera-3 artefiera-4 artefiera artefiera

Artefiera estuvo llena de agradables descubrimientos, comenzando por la sección dedicada a la edición, llena de varios e interesantes volúmenes (también en oferta) relacionados con el arte italiano y extranjero.

En los dos pabellones (25 y 26) dedicados al arte moderno y contemporáneo, me llamó la atención la combinación de diferentes géneros: reconocer y embelesarme frente a un Boldini clásico o de Nittis (a pesar de mis nociones de historia del arte), luego girar alrededor y observe las obras “esenciales” de los nuevos artistas, donde a veces todo gira en torno a una palabra o una línea.

artefiera

Las palabras y el color definitivamente dominaron, para mi deleite:

artefiera

También me pareció muy interesante que el tema común a muchas obras fuera continentes y mariposas¡Qué combinación tan particular! Y luego tú, mi África …

artefiera

Finalmente una nota emotiva. Al salir de la feria asistimos a un episodio que nos calienta el corazón: en un stand de carteles de la segunda mitad del siglo XX un hombre insiste con un coleccionista en comprar una obra, llegando a decir: «Le doy lo que ella quiere«Pero él no se rinde:»No están a la venta, son míos, lo siento”Dice sonriendo.

A costa de todo lo que se está perdiendo, el arte tiene un valor y siempre lo tendrá: un valor que ni todo el dinero del mundo puede comprar y que se puede ver en los ojos de las miles de personas que hoy se encuentran aquí.

Deja un comentario