¿Por qué escribir un blog de viajes?

Un bloguero vino a mi casa a almorzar el mes pasado.
Así que te digo que antes no la conocía bien, sí la había visto un par de veces pero nunca había tenido la oportunidad de verla de verdad, detenerme, mirarla a los ojos, tener una charla real y hablar con nosotros. de viajes (que es lo más bonito cuando se encuentra un viajero real, se habla de viajes, de la vida, de los sueños).

Sin embargo ella esta loca. La atraparon un viernes y caminó 100 km solo para venir a almorzar conmigo. Entonces, solo para conocerse, ¿no es maravilloso?

Obviamente en el par de horas que teníamos disponibles tuvimos la oportunidad de redactar algunos discursos y hay otros ciento cincuenta mil que están esperando allí.

bloguera Elisa Paterlini y Paola Annoni

Créditos de las fotos Paola Annoni (yo soy la de la izquierda y ella la de la derecha)

El resultado es que como hay tantas charlas pendientes la sigo frecuentando, muchas veces voy a leer su blog (que es bonito, bonito porque Paola tiene un don, sabe escribir super bien) y hoy encontré este post: Viajes no escritos y dos pensamientos sobre los blogs. Mi blog lo que me hizo pensar mucho. Hay un punto en el que habla de la Oblígate a escribir.

Pues hoy te digo Yo hago una excursión, excepto en los raros casos en los que escribo publicaciones semi-delirantes como esta que no son más que un revoltijo de pensamientos y eso está bien, Casi siempre me obligo a escribir.

A diferencia de muchos amigos y compañeros blogueros y, sobre todo, de Luca, que en cambio tiene el don de escribir y cómo (y que, de hecho, produce publicaciones en cinta en la mitad del tiempo que me lleva y, además, con una facilidad asombrosa). No empecé un blog porque me encantaba escribir.

No señores, lamento decepcionarlos.

Cuando escribo una pieza, mil mil dudas me asaltan, y dos fantasmas se materializan sobre mis hombros, uno tiene la cara de mi maestra de primaria que siempre me dio bastante buen dictado y el otro el de mi primer novio que nunca ha podido. a cómo me las arreglé para obtener altas calificaciones en el tema de la escuela secundaria … está bien, era un idiota, pero a mí me ha quedado el espectro de no saber escribir.

Pero luego me dirás ¿Por qué diablos eres blogger?

¡Porque me encanta viajar! Porque hablaría horas, meses, años enteros de viaje y porque me encanta, a mi manera, ser de ayuda a quienes están por emprender un viaje. Y porque me gusta reflexionar sobre lo que me ha aportado viajar y escribir es una forma de hacerlo. Lo solía hacer en las páginas de mi guía de viaje o en el cuaderno que llevaba conmigo ahora lo hago aquí, en mi espacio en blanco virtual.

Tengo un blog de viajes porque estoy convencido de que viajar es algo que te hace crecer, que te cambia y que embellece el mundo. Por qué Me gustaría que todos tuvieran valor para tomar y quitar.

Así que, a la luz de todo esto, muy a menudo me obligo a escribir. Para mí escribir implica esfuerzo, para mí no es tan natural como para los demás, pero es un esfuerzo que hago de buena gana superando las reticencias y el miedo al juicio.

Porque cuando alguien nos escribe «gracias a ti decidí irme«Estoy feliz, muy feliz. O cuando nos dicen «siempre te seguimos y nos gustaría viajar con nuestro bebé como tú » luego Entiendo que estoy en el camino correcto incluso si cuando escribo lucho, pero está bien, elimino mis fantasmas, enciendo la computadora y me recuerdo por qué el 6 de enero de 2011 decidí comenzar este blog.

ps yo soy el ejemplo que cuando decimos «no puedo«En realidad estamos diciendo»No quiero«. Te invito a hacer este pequeño juego, si hay algo que te detiene, si hay algo que te gustaría hacer pero crees que no puedes, intenta reemplazarlo. puedo con quiero, dígalo en voz alta y vea qué efecto tiene en usted. Lo más probable es que, como me ha pasado muchas veces, comprendas que en realidad se puede hacer porque querer es poder!

Y ahora buen viernes por la noche, ¡voy a darme un chorrito!

¡Vota este post!

Deja un comentario