una visita inusual a Escocia

Escondido en los bosques de Black Isle en Escocia hay una arboleda cubierta de harapos. Conocido como Clootie Well (también Cloutie o Cloughtie), este es uno de los muchos vestigios de una tradición celta que se remonta a los espíritus del agua que pedían curación.

Un Pozo Clootie es un pozo o manantial, casi siempre con un árbol creciendo a su lado, donde se han dejado tiras de trapos o telas, generalmente atadas a las ramas de los árboles como parte de un ritual de curación. En la nomenclatura escocesa, un «clootie» o «cloot» es una tira de tela o trapo.

Una visita inusual a Clootie Well en Black Isle

Este pozo de Clootie está ubicado cerca del pueblo de Munlochy en la península de Black Isle en Escocia. Busque el letrero “Clootie Well” en la A832. Una vez se creyó que el pozo tenía el poder de curar a los niños enfermos durante la noche. El ritual es un ritual pagano que ha seguido encontrando su camino en la espiritualidad contemporánea. Cuando se deja que un trapo se deteriore en Clootie Well, se espera que el dolor o la enfermedad desaparezcan. Se dice que le caerá mala suerte al que se lleve una ofrenda.

Clottie Well

La Comisión Forestal de Escocia anima a los visitantes a que sigan llevando trapos y telas a Clootie Well en Munlochy, pero pide que sean biodegradables: lo mejor para complacer a los espíritus de la naturaleza.

“Clootie Wells” (que recibe su nombre de la palabra escocesa para tela) se puede encontrar en Escocia, Irlanda e Inglaterra. Sin embargo, el que está cerca de Munlochy en la Isla Negra es uno de los más populares, donde todos los días puedes descender al bosque y estar envuelto por la sombra de miles de piezas de tela atadas a las ramas de los árboles. A veces, incluso ropa entera cuelga de los árboles como un curioso y sorprendente tendedero.

En Black Isle Clootie Well, a pesar de estar a la vista de la carretera, inmediatamente está seguro de que ha entrado en un lugar que es «otro». Es un vestigio de una antigua tradición que se encuentra comúnmente en Escocia e Irlanda, de los pozos sagrados a los que los peregrinos acudían y realizaban ofrendas con la esperanza de curar una enfermedad. La tradición se remonta a la época precristiana, a la práctica de dejar ofrendas a los espíritus o dioses locales en pozos y manantiales.

Clottie Well isla negra

Se dice que el pozo sagrado de Munlochy se remonta a los días de San Bonifacio o Curitán, que trabajaba como misionero en Escocia. Los peregrinos venían, realizaban una ceremonia que consistía en dar tres vueltas al pozo con el sol antes de salpicar un poco de agua en el suelo y rezar una oración. Luego atarían un trozo de tela o “cloot” que había estado en contacto con la persona enferma a un árbol cercano.

A medida que los harapos que cuelgan de los árboles y arbustos se pudren, la enfermedad que aflige a la persona que lleva la prenda se desvanece y desaparece. Clootie Well de hoy sigue siendo un lugar preocupante. Mucha gente todavía cree que dejar una ofrenda será beneficioso para ellos mismos o para los demás. Un problema es que muchos optan por dejar artículos hechos de materiales sintéticos modernos que nunca se pudrirán, así que nuevamente, ¡piense en biodegradables!

Clottie Well

Deja un comentario